Informe de la reunión de JCP con el Dr. Salvarezza, nuevo presidente del CONICET, del 10/07/12

Se pega debajo y adjunta informe de la reunión que tuvimos representantes de JCP Rosario, La Plata y Buenos Aires con el Dr. Salvarezza la semana pasada. Por favor difundir por los lugares de trabajo.
La idea es discutir las novedades en las Regionales respectivas para organizarnos y seguir adelante con el plan de actividades.
PRÓXIMA REGIONAL BUENOS AIRES: MIÉRCOLES 25 DE JULIO – LUGAR, TEMARIO Y HORA A CONFIRMAR POR MAIL EN ESTOS DÍAS
Desde ya, están tod@s invitados!
Informe Reunión JCP-Salvarezza
– 10 julio 2012- CONICET
 
TEMARIO: Planificación previa de nuestra intervención
Nos juntamos quienes íbamos a entrar a la reunión a las 14.30 en el bar de la esquina y refrescamos los puntos tocar y el tono a (al menos intentar) imprimirle a la reunión:
1) Presentación del espacio JCP y los reclamos históricos (derechos laborales: aumento en salario-aguinaldo-obra social-licencias, etc.)
2) Democratización. Transparencia en evaluaciones (criterios previos a la convocatoria claros y cuantificados, resultados de orden de mérito públicos y detallados), veedores y representación en institutos
3) Política científica acorde a las necesidades de la sociedad. Problemática de inserción de doctores fuera del ámbito del CONICET siendo que muchos quedan afuera (1500 afuera en diciembre de 2011, qué expectativas y planes hay para el 2012, etc.). Contratación de doctores desde instancias estatales.
4) Problemas de intranet en la reciente convocatoria (prórrogas para los que a consecuencia de esto no pudieron enviar su presentación, por ahora hay dos casos conocidos)
Definimos ser breves en la presentación del espacio, puntualizar clara y fuertemente los reclamos históricos de JCP, tener propuestas concretas para cada punto que toquemos/critiquemos en cuanto al estado actual del sistema científico.
En cuanto al tono general de nuestra intervención, y caracterizando a nuestro interlocutor (nueva autoridad del CONICET), definimos no ser “confrontativos”, reconociendo los “avances” del organismo, pero siendo firmes en cuanto a los cambios concretos posibles de ser aplicados, evitando entrar en discusiones “abstractas” que desvíen nuestro objetivo.
DESARROLLO DE LA REUNIÓN
En la reunión estaban: Dr. Roberto Salvarezza (presidente del DIRECTORIO), Alan Temiño (Gerente de Asuntos Legales) y Alberto Arleo (Gerente de Recursos Humanos). Nosotros éramos 8: Sergio Angeli (Bs As), Lucia Maffey (Bs As), Fiorella Cademartori (Tandil), Pablo Pesco (La Plata), NicolásDeambrosi (La Plata), Juan Flores (Bs As), Maximiliano Linares (Rosario) y Pablo Morande (Bs As).
1)      Presentación del espacio JCP y los reclamos históricos
Luego de una breve presentación del espacio de JCP y los reclamos históricos, la reunión se desplazó hacia el punto de los derechos laborales. La postura de la gestión es clara: la beca no es un trabajo, simplemente una beca para formar doctores. Para discutir este punto usaron el argumento de que la beca está asociada a un doctorado en un Universidad y que, por lo tanto, es parte de la formación. Por otro lado, enfatizaron constantemente en el punto de que el Conicet no puede absorber a todos los becarios y que, por ende, no puede ser un trabajo. Sin embargo nosotros recalcamos nuestra definición como trabajadorxs. A lo largo de la reunión, la gestión habló de “becas”, “estudios” y “estipendios” y desde JCP hablamos de “relación laboral”, “trabajo” y “derechos”.
En relación al salario, intervino un funcionario explicando técnicamente la cuestión de las partidas presupuestarias. Este funcionario hizo mención a la pauta salarial de UPCN (en julio nos aumentaron 10% la beca, al igual que a los trabajadores estatales). Nuestra “inclusión” en dicha pauta correspondería a un “acto de voluntad política” del directorio del CONICET: el CONICET “acompañaría” los aumentos que negocia UPCN, aumentando el mismo porcentaje al conjunto de becarios mientras la plata esté. Pero ese “acompañamiento” no está previamente establecido ni previsto en el presupuesto que aprueba anualmente la Oficina Nacional de Presupuesto de Nación, sino que se saca plata de otros lados (señaló que la orden de pago de CONICET es de 50 millones). Aquí mencionó al inciso 1, donde están contemplados los sueldos de trabajadores y el inciso 3, donde están contempladas las becas, que sería el sustrato legal del argumento de por qué no pueden asegurar que el aumento va a ser siempre el mismo. Así, en agosto se efectivizaría un 10 % más de aumento, “si hay plata”…
Respecto de la obra social, desde JCP afirmamos lo irrisorio del adicional de $ 180 que figura en el “estipendio”/salario para acceder a servicios de salud. Sostuvimos la necesidad de que CONICET garantice el acceso de los becarios a una obra social, al igual que hace Agencia con UP. Dijeron que había que hacer un estudio presupuestario, teniendo en cuenta los 9000 mil becarios que hay en el organismo. Además, en teoría estarían esperando un dictamen interno del organismo para destrabar  esta situación. Aseguraron que la obra social se va a implementar al igual que en Agencia pero no pueden establecer cuándo. En este punto, los delegados planteamos que, a diferencia de lo que ocurre en Agencia y por lo que se reclama, la obra social debía incluir al grupo familiar y no sólo al becario.En este sentido, negaron la posibilidad de que ésta se extienda al grupo familiar, argumentando que esta medida está “condicionada fuertemente por el presupuesto”. Es decir, no habría dinero para hacerlo ni voluntad política de buscar ese financiamiento.
Respecto de las licencias por maternidad, dijeron que había un avance (los 40 días). Nosotros dijimos que no era suficiente, porque no llega a los 90 días y no incluye licencia por paternidad. Además, al pasar de beca tipo 1 a tipo 2, el sistema se come esos días. Así, se termina generando una desigualdad entre las postulantes a la hora de “competir”: aquellas que tuvieron licencia tienen menos días de trabajo y de producción de conocimiento respecto de las demás. Se propuso desdoblar los plazos de convocatoria para las madres con licencia. Respondieron que técnicamente era imposible cambiar el sistema de llamado único. Los funcionarios, y en particular Salvarezza, dijo que en las comisiones evaluadoras se tiene en cuenta la “situación personal” de cada postulante, considerando los casos de maternidad y los 3 meses de inactividad que conlleva, tratando de nivelar esa desigualdad. En este punto, desde JCP planteamos que esto debía ser normativizado, que no podía quedar dispuesto por la buena voluntad de los evaluadores y que tenía que haber un ítem en los formularios de inscripción donde se contemplen estos casos, luego presentando los papeles correspondientes. Esta problemática la planteamos tanto para licencia por maternidad/paternidad como para licencia por enfermedad. En este punto, hubo acuerdo y los funcionarios se comprometieron a establecerlo.
2)      Democratización
Se tocó el tema de las demandas por explotación por parte de directores. Dijeron que esto no puede pasar, que ellos intervienen. El lugar para realizar estas demandas es la coordinación de becas (Constanza Rivero) o Recursos Humanos.
Salvarezza recalcó que los becarios tienen que hacer tareas de investigación. En caso de hacer tareas técnicas o de mantenimiento sistemáticamente en sus lugares de trabajo, el CONICET está abierto a responder ante esa situación siempre que el becario se acerque a hacer la denuncia.
Respecto del orden de mérito, criticaron las actitudes de los becarios que en la presentación a beca prometieron terminar su tesis antes de abril y no lo hicieron. Sostuvieron que para el año que viene, se establecerá como requisito que quienes no tengan entregada la tesis  en Diciembre no podrán defenderla antes de abril. Es decir, el esquema de presentación que se había dispuesto a principios de este año y que al que luego se le dio marcha atrás.
En relación a nuestra demanda de democratización y conocimiento de los criterios de evaluación de las comisiones evaluadoras, Salvarezza argumentó varios puntos: 1-que estos criterios cambian de año a año, 2-que no hay manera de “cuantificar” y ponerle número a las actividades de ciencia y técnica, 3-que muchas veces se analiza y evalúa caso por caso, individualmente, atendiendo al contexto (no es lo mismo investigar y formarse en bs as que en el medio del chaco), 4- que no hay criterio generales, sino que éstos cambian entre un área y otra, 5-que hay un perfil histórico de los parámetros de evaluación. Desde JCP, le señalamos que todos estos puntos constituían en definitiva criterios de evaluación y le instamos a que hagan público este “perfil histórico” y esos parámetros por área, al menos planteando rangos de puntajes. A lo que respondió que él tendría voluntad de publicarlos, pero que era un tema complejo de realizar, y los mismos evaluadores no tendrían acuerdo en hacerlo.
Le planteamos la participación de becarios en directorios y comisiones evaluadoras (como veedores/observadores, no como evaluadores). El manifestó que tiene acuerdo con este punto, pero que estaría en minoría en el directorio dado que los demás miembros no están de acuerdo. “Hay que dar la discusión política”, sostuvo junto a Temiño. Hubo compromiso por parte de Salvarezza en reinstalar en el directorio la discusión sobre si los becarios debemos formar parte de los consejos directivos de las unidades ejecutoras, estando él de acuerdo con esto.
Evaluación “sin papers” (tecnología, artefactos). En este punto sostuvo que está plenamente de acuerdo en evaluar más allá de los papers para los becarios “puedan trabajar tranquilos sin tener la urgencia de publicar”, en aquellos casos que se trabaja, por ejemplo, en desarrollo tecnológico. Le preguntamos cómo evaluarían estos casos y dijo: con informes de de actividad (tanto de directores, como de los propios becarios), con proyectos realizados
3)      Política científica
Salvarezza afirmó que el sistema de CyT tiene que estar al servicio de la sociedad, tiene que apuntar a resolver los problemas del país en vínculo con todos los sectores sociales.
En este punto, los delegados de JCP planteamos la preocupación por los cientos de compañerxs que quedaron afuera del sistema en la última convocatoria, situación que vemos que se va a repetir en esta nueva convocatoria. En este sentido, planteamos que era necesario dar una salida a esta problemática, al menos en el corto plazo hasta que se desarrollen nuevas posibilidades de inserción que, hoy, son cercanas a nulas. Sobre este punto, Salvarezza reconoció la problemática del cuello de botella y en parte la adjudicó a la gestión anterior. Dijo que ellos no están de acuerdo con ampliar más la planta de Conicet y que no está ni el presupuesto  ni la idea de que esta gente se incorpore al organismo, y que la solución era abrir más posibilidades en otros ámbitos: empresas, nuevas universidades nacionales de la prov de bs as, municipios.  Estarían trabajando en esto, relanzando el programa de inserción de doctores (masvalor.doc), estableciendo vínculos con funcionarios y secretarios de estado, sectores productivos (privados y públicos), sector privado, rectores de universidades chicas (iban a tener una reunión con el  CIN), etc. En este punto, desde JCP planteamos que las perspectivas de que este problema se resuelva por esas vías son casi nulas por cuestiones temporales y estructurales. Como ejemplo, mencionamos el programa de inserción de doctores y la bolsa de trabajo del año anterior que dispuso de 10 millones de dólares a través del FONTAR y ofrecían 30 puestos de trabajo para becarios que se queden fuera del sistema. Es decir que si bien desde JCP no concordamos con el traspaso de gente formada desde el sistema público a las empresas privadas, ni siquiera esta supuesta vía alternativa está funcionando. En un punto, llegó a decir: “hicimos una convocatoria de 100 becas para estos proyectos y sólo hubo 45 postulantes, no hay voluntad de presentarse porque todos quieren entrar a carrera de investigador CONICET”, intentando responsabilizar a los becarios del fracaso de la política científica del gobierno. Contradictoriamente, si bien visualiza la problemática, se despegó y pasó la bola: “el CONICET no se puede hacer cargo de la inserción de los doctores de todo el sistema de CyT, sino que tiene que ser todo el Estado y los privados”.
Volvimos a plantearles que lo concreto es que en diciembre, gran parte de los hoy becarios se van a quedar afuera del sistema y si él tenían una solución o propuesta para el corto plazo en relación a eso. Dijo que esta problemática lleva tiempo y que no tenían respuesta al corto plazo, admitiendo que va a ver un conflicto a fin de año. Ahí, volvimos a plantear que den una solución al menos transitoria, prorrogando las becas hasta que den una solución duradera y se negaron rotundamente argumentando que no hay presupuesto.
Insistimos en la cuestión de los veedores/observadores becarios en los ámbitos de decisión del organismo y ahí tiraron de la soga, argumentando que “los gremios” también están “peleando” por eso y que no reconocen a los becarios como trabajadores. “Los gremios” para ellos es UPCN, dijimos que ATE sí reconoce a los becarios como trabajadores del organismo. “Pero los que definen la política y tienen los números en investigadores del CONICET y por lo tanto fuerza de negociación acá es UPCN”, dijo el funcionario.
4)      Problemas de Intranet
En otro orden, logramos plantear y resolver el caso del aspirante a beca tipo I Juan Flores, quien se vio imposibilitado de aplicar en tiempo y forma a través de Sigeva por una falla temporaria del sistema de Intranet, por lo tanto logramos que se habilite extraordinariamente su perfil para que consiga realizar su aplicación. Asimismo se consideró idéntico caso para un aspirante de Rosario, si se conocen otros casos similares, contactarse con JCP.
A modo de corolario, desde JCP queremos plantear que la entrevista con el nuevo presidente del CONICET evidenció que, más allá de algunas pequeñas conquistas, el núcleo de la política científica del gobierno es la misma y va en sintonía con el ministro Barañao. Detrás de un supuesto “tecnicismo”, se expresa el contenido real del proyecto nacional de ciencia y técnica: traspaso de recursos del ámbito público al privado, mantener las becas Tipo I pero sin ampliar la planta de investigadores, no reconocimiento de los becarios como trabajadores, llevando al plano individual de cada becario la opción de formarse y trabajar en ciencia y técnica. Incluso  responsabilizando a los becarios y becarias de quedar afuera del sistema, como si los trabajadores eligiéramos quedarnos sin trabajo y existiese un “mercado” dónde pudiéramos adquirir uno nuevo.
En estos puntos, pensamos que lo central es que nos organicemos y discutamos para prepararnos lo mejor posible para la lucha que abrirá los resultados de la última convocatoria y la pelea de siempre por nuestros derechos postergados.
JCP BsAs, JCP La Plata, JCP Rosario 12-7-12
Anuncios

Informe movilización conjunta y reunión con Alejandro Ceccato (MINCyT) del 18/05/11

Informe movilización conjunta y reunión con Ceccato (MINCyT). (18 05 11)

El miércoles 18 de mayo se realizó la segunda movilización conjunta ATE – JCP – CPA autoconvocados,  en el marco del Plan de Lucha Nacional emprendido por las organizaciones que agrupan a todos los trabajadores de CONICET. Hubo alrededor de 300 personas, con buena presencia de becarios y se cortó la Avenida Córdoba, primero en forma parcial y luego en su totalidad. No es un elemento menor el hecho de que el ministerio estaba vallado y había fuerte presencia policial.

En esta ocasión la actividad en Capital Federal adquirió escala nacional, ya que se movilizaron hasta aquí las delegaciones de Bahía Blanca, Mendoza, Rosario, Santa Fe y La Plata. La concentración fue en el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Las reivindicaciones son las históricas:

–     Paritarias en CONICET
–      Recomposición salarial (no menor al 32 %)
–      Derechos Laborales para los becarios
–      Jubilación del 85% para TODOS los trabajadores del CONICET

Se formó una delegación representativa de los organismos que estaban presentes en la movilización (aproximadamente unas 20 personas) que fue recibida por Alejandro Ceccato, secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio.

En la reunión se le pidió una respuesta al pedido de reunión conjunta Ministerio – CONICET – ATE realizado por la Mesa Nacional de ATE CONICET el 4 de marzo de 2011, a lo que respondió que no tenía idea de por qué el Ministro no había aún fijado fecha para la reunión, ni Rovira tampoco, adujo que ese tema no era de su competencia, como tampoco la cuestión de las paritarias o del aumento salarial. Lo único concreto que planteó fue una propuesta al personal de apoyo por la cuestión jubilatoria, invitándolos a combinar una reunión con la presidencia de una comisión del congreso para avanzar en la redacción de un proyecto de ley (redacción de proyecto en la que vienen avanzando de hecho los compañeros de CPA).  Se le planteó el repudio a la presencia policial y al vallado del Ministerio como primera respuesta a nuestra movilización. Los delegados de la mesa nacional de ATE CONICET se retiraron, junto con otros y quedó la reunión partida, de todos modos a los quince minutos estábamos todos afuera.

Esta no – respuesta nos plantea cómo seguir y de qué forma encarar la lucha. En la última Asamblea de la Regional Buenos Aires se habló de proponer una “comisión plan de lucha” con delegados de todas las organizaciones involucradas para coordinar con la mesa nacional de ate CONICET los próximos pasos a seguir.

JCP Buenos Aires